ALARMANTE AUMENTO DE CASOS DE SÍFILIS EN MAR DEL PLATA


Se quintuplicó la cantidad de casos de sífilis entre embarazadas en Mar del Plata


La sífilis gestacional y congénita es un importante problema de salud pública  ya que puede precipitar el padecimiento de una condición crónica con consecuencias graves y un alto costo humano y social.
La cantidad de mujeres embarazadas que llega al Hospital Materno Infantil de Mar del Plata con un diagnóstico de sífilis se quintuplicó en apenas cinco años. Hoy, es la Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS) más frecuente, incluso por encima del HIV. Entre los profesionales médicos hay una alarma generalizada por el exponencial aumento en los casos en la ciudad, donde las cifras locales superan incluso a la media nacional.
La sífilis provoca llagas en el área genital (llamadas chancros), que por lo general no son dolorosas, pero pueden propagar la infección fácilmente a otras personas. Lo que redobla la alarma en la comunidad médica local es la capacidad que tiene la enfermedad de atravesar la placenta e infectar también al bebé.
“La tendencia en alza es clarísima y estamos muy preocupados”, reconoció Guadalupe Loizaga, médica infectóloga del Materno Infantil, al revelarle a LA CAPITAL la grave situación que detectan entre cientos de mujeres embarazadas, con una importante salvedad: existen muchos más casos de los que llegan a registrarse y reportarse ante el Ministerio de Salud.
“La realidad es que la sífilis es un estudio obligatorio en el embarazo. Por eso es en el Materno Infantil donde más casos detectamos. Dentro de los análisis durante el embarazo hay que pedir un estudio que se llama VDRL que intenta detectar los casos de sífilis”, indicó la profesional y explicó que “el testeo es obligatorio”.
Hasta las 36 semanas de gestación, las mujeres embarazadas se atienden en el circuito de atención primaria de la salud y a partir de allí llegan al Materno o a otras clínicas. En este hospital, el Servicio de Obstetricia viene detectando un exponencial aumento en los casos de sífilis.
La alarma comenzó en 2013, cuando por cada 1.000 embarazos, 0,7 puntos de las mujeres presentaba casos de sífilis. “Ese número fue elevándose y en 2014 pasó a ser de 1,2 puntos, pero del 2014 al 2015 al aumento fue brutal: pasó a 2,5 puntos, luego a 3,2 y en lo que fue el 2018 pasamos los 3,5 puntos”, indicó la médica infectóloga.
El 2019 está en curso y por ende las estadísticas siguen abiertas. Pero en la primera mitad del año la tasa de incidencia se elevó a 4,3, cifra que supera a la media nacional, de acuerdo con los números del Ministerio de Salud de la Nación. De cara al cierre de este año, la comunidad médica espera -lamentablemente- que la cantidad de casos siga en aumento. La tendencia “sigue en alza” y poco se está haciendo por combatir esta realidad.
Enfermedad y tratamiento
La sífilis se detecta a partir de análisis de sangre. Se trata de una enfermedad de transmisión sexual que tiene cura: el tratamiento es con penicilina, con una serie de inyecciones intramusculares, que se colocan en el glúteo.
La sífilis tiene la capacidad de atravesar la placenta. “Cuando la mamá se contagia, la enfermedad atraviesa la placenta e infecta al bebé, a quien puede generarle malformaciones o incluso la muerte”,indicó Guadalupe Loizaga y aseguró que por año se detectan algunas muertes a causa de la sífilis, aunque en ese sentido aclaró: “No hemos aumentado en la misma magnitud el número de madres con respecto al número de sífilis congénita, pero eso es porque hay un esfuerzo extremo de toda la atención primaria de tratar en la forma más precoz posible a esas madres. Y ante cualquier situación, nosotras en el Materno las volvemos a tratar”.
Los testeos son voluntarios en el Materno Infantil y a los mismos pueden acceder las parejas los días jueves. “El tratamiento es gratuito y se lleva adelante con inyecciones intramusculares de penicilina, aunque ya son tantos los pacientes que a veces no alcanza para atender a todos”, indicó.
En los últimos años, se viene detectando un incremento pico en los casos de HIV entre hombres homosexuales de entre 15 y 20 años. Pero en el caso de la sífilis, “afecta -principalmente- a chicas muy jóvenes”. Las pacientes infectadas de menor edad van desde los 10 o 12 años hasta los 45, siendo las menores de 35 las más afectadas.
“Muchas cuando reciben el diagnóstico nunca habían escuchado hablar de la enfermedad. Cuando les explicamos que la enfermedad se le puede pasar al bebé, ahí logramos una buena adherencia -aunque no del 100%- porque la gran mayoría no quiere que nada le pase a su hijo”, explicó la infectóloga consultada por LA CAPITAL, quien además advirtió que en el caso de la sífilis, “si la pareja está infectada la mujer se vuelve a infectar y debe volver a llevar adelante el mismo tratamiento”.

OBESIDAD INFANTIL: Un serio problema de salud en nuestro país.

Argentina presenta el mayor porcentaje de toda la región en obesidad infantil de niños y niñas menores de 5 años. El sobrepeso y l...